ANJA

Crecí con los muñecos de Playmobil, como tantos otros niños de mi generación. Largas tardes de invierno en el salón de casa inventando mil aventuras con mis amigos de plástico. La imaginación de un niño en su máxima expresión. Así que en mi andadura como fotógrafo, quise que uno de ellos me acompañara en mis sesiones con su propio tomavistas. Anja resultó ser un infatigable compañero de reportajes. Tal vez suene un tanto pueril, pero no se me ocurre mejor manera de conservar el niño que todos llevamos dentro.

Anja y Fiat blog

Anja-100 blog

Anja-2

Anuncios